30 marzo 2010

Mámushka

Venía zafando de lo edípico. Hasta ayer, creo que nunca hice ninguna pintura ni dibujo con mi mamá. Pero bueno, encontré unas fotos hermosas en blanco y negro que me resultaron irresistibles para usar de referencia. Luz que entra por un lateral, sombra bien definida, etc. Planeo hacer un par de dibujos y quizá alguna derive en pintura.

Aquí, un boceto relativamente rápido (algo menos de dos horas) realizado con lápices de grafito
(4H, H y HB). El dibujo debe tener en total unos 15 cm, con lo que la parte de detalle está concentrada en alrededor de 4 cm.

Noto que me gusta, en general, jugar con un equilibrio imposible entre el uso de la línea pura y la mancha. Trabajar detalladamente una zona y dejar insinuada otra. Algo de eso intenté aquí.



4 comentarios:

Julia dijo...

Alta en el cielo.

Horacio Lindner dijo...

Muy buen trabajo Ariel. Tus obras siempre me sirven de referencia, aunque no vayamos precisamente por el mismo camino. Aprendo mucho con tus tips sobre dibujo, que es lo que más me fascina. Este dibujo en particular me pareció muy sutil, pero todos tus trabajos tienen una gran calidad.

Pd: yo también tengo afición al cine del este-europeo, Jiri Menzel, el gran maestro. Me tiran los ancestros.

Juan Carlos Eberhardt dijo...

hermoso dibujo
un abrazo

Ariel dijo...

Horacio, te agradezco mucho tu comentario. Para mi está muy bueno poder tomar de los que me rodean distintas fuerzas, distintas tensiones o sugerencias que, como vos decís, aunque no vayan exactamente por mi camino, lo enriquecen.

Y lo de los tips, genial, me alegra que sirvan para algo! A veces, más que tips, son esfuerzos de conceptualización que me impongo para destilar y aprender mejor ciertas herramientas, y que como tales, no son fijas ni absolutas sino que van cambiando.

Un abrazo!