20 mayo 2008

La barrera y el miedo

Otro work in progress. No estoy seguro qué traté de plasmar acá. Esta pintura la comencé hacia fines de enero. Y la había abandonado. La retomé hace unas semanas. La idea sigue. Alguien defendiéndose. Miedo. Angustia. Una presencia fuera del cuadro. Y la pincelada que todo lo envuelve. Y la sensación de que todo vuelve. Recurrencia. Karma. Compensación. Me toca a mi, te toca a vos, me toca a mi, te toca a vos, me toca a mi. ¿Cuando se sale del ciclo?



Agrego algunas fotos parciales que permiten ver un poco mejor la pincelada...




Tamaño original: 90x60 cm
Acrílico sobre tela

8 comentarios:

eliana dijo...

Dicen que se sale cuando uno no repite y hace algo distinto.

Pero creo que cuando tiene que ver con lo que uno es, es cuando se arma el despelote.

Ariel. dijo...

Es cierto... y que solo podés hacer algo distinto cuando aprendiste. Hasta entonces, día de la marmota.

"Tiene que ver con lo que uno es", te referís a una cuestión de esencias?
Antes no creía en esencias. Quizá ahora sí. Digo, ahora sí.

eliana dijo...

Me refería a que uno elige determinas cosas porque uno es de determinada manera y que para elegir distinto tiene que producirse un cambio. Por eso ahí se complica: darte cuenta de qué es lo que deberías modificar en vos para ver y elegir distinto. Y no siempre se puede, ya se porque es difícil identificarlo o porque de alguna manera ese lugar común en el que caés eligiendo siempre igual, reconforta.

Algo así sería.

Andarenbote dijo...

agujero negro, miedo,
fuerza centrifuga y pausa
tanta soldead,
buscar la mirada del espectador
podrá oir una opinión distinta?,
que ayude a no pisar el mismo escalón...
y salir del auroborus interior

Ariel. dijo...

Uh. Creo que me pegó lo de la opinión distinta... y no se decir por qué! La fuerza centrífuga está... buen ojo.

ps: Quizá seas joven para recordarlo, pero el final me hizo acordar a Virus...
"hay que salir del auroborus inte-rior... ZArararararara"

patricia dijo...

parece un cuadro de Edward Hopper

carolina dijo...

mi querídisimo patriota de la confusión; digo porque desde que tomé un pincel por vez primera habito esa tierra. Es la obra que más me llegó. No me califico para decir que mejoró o no, es la que siento más verdadera. Debería aprovechar más esa pincelada quizá si de buscar y encontrar se trata esto...mmm no lo sé...obviamente...dudo, pero no de la pintura. Me alegro que nunca la haya negado. Beso grande y proximamente, cuando la tecnología se vea seducida por mi torpeza le haré llegar lo mío. Caro

Ariel dijo...

Como le va compatriota!
Y, en eso estoy explorando otras pinceladas, otras texturas y colores, creo más expresivos.

Anímese y haga llegar!