09 abril 2008

Ilustrar para un amigo no es tan fácil como parece

¡Ahá! Por un momento creí que ya lo había resuelto, que ya estaba terminado. Pero no. La señorita no se conforma fácil. Y está bien que así sea. Otra vez, reunidos en mi casa, Nadia, Ezequiel y yo, dimos forma a una tapa completamente distinta. ¿El resultado? Mucho mejor. Mucho mejor. Juzguen ustedes mismos.

ps: el pensamiento, para occidente, es tradicionalmente el bloqueador del espíritu. Pero, dicen los que saben, también es quien puede desbloquearlo.



4 comentarios:

Dumuro dijo...

See Please Here

Andran dijo...

Me gusta mucho más este que el anterior :-)

Akinogal dijo...

Attention! See Please Here

Martín Lebuchorskyj dijo...

Coincido.
Este me gusta más.