19 noviembre 2007

El tiempo coincide con mi impaciencia

Una sucesión de imprevistos, cambios de opinión, cambios de dirección, cambios de paleta y demases, conluyó con (o en) esta inesperada obra. Nombre? No lo se aún. Qué representa, simboliza, zaraza? Se los dejo a los fieles interpretadores.



Además, me tomo el atrevimiento de subir una nueva versión del anterior. Llamados anónimos con sugerencias (a veces amenazantes) me hicieron probar algunas cosillas que, creo, lo mejoran sustancialmente. Gracias parciales a todos los involucrados.



15 comentarios:

wonder woman dijo...

Permiso, me tomo el atrevimiento de opinar..
Me gustó muuucho el nuevo. Hay como un algo que fluye, que circula.
No se si me convence que arriba y abajo pase lo mismo (digo, con el rojo) es como si fuera solo una delimitación espacial (y supongo que esa no es tu intención)
I like it!!

El anterior, mejor!! Sumo dramatismo!!

Ariel. dijo...

Ayer, mientras lo pintaba, tenia a mi hermano al lado que me tiraba ideas. Y señaló exactamente eso. Ahora bien... siento lo mismo, uno de los dos tengo que sacarlo... pero cual???

wonder woman dijo...

Fusión. Esa es la palabra. Diálogo entre las partes...

Ariel. dijo...

Una conversación

M: La nueva está buena, pero me satura un poco la vista con tantos detalles.

A: le puse demasiadas cosas. Amontone demasiadas cosas del lado derecho.

M: No sé si el problema es amontonar mucho a la derecha, sino que no sé donde mirar, si a la derecha o a la izquierda. Son como dos cuadros, o dos historias. Divididos justo en el centro del cuadro.

A: muchas veces me pasa eso. se nota cierta indecision en el cuadro. lo acabas de decir. Es como si mi cabeza no pudiera focalizar en una cosa. Mientras lo armaba, se me iba ramificando, creciendo.

M: Si tapo cualquiera de los dos lados, queda mucho más armónico.

A: es gracioso, le agregué el fondo de la derecha porque lo sentia vacio

M: No te dejes engañar por el vacío. Es como el silencio en la música.

A:je. es curioso (o no) que el tema del vacio haya aparecido en ese cuadro, ahora que lo hablamos. todo el fin de semana me sobrevolo mucho la sensacion de vacio
(interno)

A: je, esta conversacion (lo de arriba) sobre el cuadro da para que quede en el blog

M:Agregalo.

Martín Lebuchorskyj dijo...

Ariel:
Sobre el segundo.
Supongo que como toda manifestación artística, está bueno cuando queda a la libre interpretación del espectador.
Me sugiere mucho la imposibilidad de la razón de dejar el destino devenir en el azar; de no poder dejar de lamentarse, incluso, por lo inevitable.
El hecho de dejar caer algo a su suerte, soltarlo con la mano derecha (la normalmente hábil, la que controla); y el vértigo (las lineas circulares) que genera; la expresión de preocupación casi desesperada (o desesperanzada), mientras el codo sobre el que se apoya la cabeza (la razón), yace sobre una superficie verde que comienza a no ser tan estable como parecía.
Ante lo que no se puede controlar, la razón se desmorona.
Me encanta.
Un abrazo.

celcius. dijo...

la autoestima de ese día fue una excepción, pero de todos modos no fue exactamente autoestima alta sino amor propio, que no siempre es lo mismo.

el miércoles que la veo a ju le doy un zine para vos.

besos

Anónimo dijo...

esta todo muy pulido en tus trabajos...falta ruido creo..nose otro dia hablo mas claro cuando vea mas!

Ariel. dijo...

Ce, muchas gracias! tengo muchas ganas de leerlo. Y es verdad que amor propio no es lo mismo que autoestima.

Anónimo, creo que en efecto algunos son muy pulidos. estoy, de a poco, empezando a ensuciarlos más, de quebrar ese efecto y meter el enchastre, o el ruido, como decis.

Gracias por el comentario!

el pony dijo...

La verdad esa espuma blanca no me convence mucho, muy cargado aris. Me gustaria que sea un poco más despojado. Igual no deja de estar bueno, y esta bueno que sigas experimentando y buscando cosas menos ¿pictoricas se dice?.

Ariel. dijo...

a mi justo la espuma blanca me gusta. jeje. Cosas que me han dicho varios y tomo:
1. que hay demasiada informacion
2. que la mina esta muy en el centro
3. que hay demasiados lenguajes distintos y no llegan a dialogar del todo
4. en resumen, que menos, a veces, es mas.

ire por ese lado a ver que onda.

Julia dijo...

mi muy querido amigo mio pablo ariel pelu:

me gusta mucho el nuevo, es decir el de arriba, como una especie de venus de milo contemporanea, a lo bjork te diria (por el video de las robots que se besan) y me gusta q se confunda la naturaleza con lo cotidiano, los muebles de mi derecha. el de abajo tambien me gusta mucho, representa para mí un gran domingo de resaca, pero ya lo tenia visto...

en fin, después de mis grandes y sabias opiniones pictóricas te dejo un beso enorme!

Ariel. dijo...

Mi muy querida amiga Chulia Julius Gonzalián, muchas gracias por el comentario.

Una venus de milo contemporanea y ya rota! me gusta la idea, jeje. Y si, la verdad que queria la intromisión de lo cotidiano en los muebles de dormitorio. Si bien sobrecargado... no me decido a deshacerme de elementos. No aún.

El otro, e vero, es algo que ya has visto, ese personaje tiende a reaparecer (maldito).

Bienvenida como siempre, sus grandes y sabias opiniones pictoricas!!

besos a lot

wonder woman dijo...

Me aburro (no de tu blok, eh)

No hay nada nuevo por aquí??

wonder woman dijo...

Quiero ver la reelaboración del cuadro!!!

Ariel. dijo...

Paraa geminianaaaa
No se me aburra. Ya estan las b-versions!