28 abril 2007

La luz, la ventana y la mirada

OK, lo admito. Soy impaciente. Acelerado y ansioso. Quiero que las situaciones se definan, para un lado u para otro. Quizá sea por eso que decido terminar las pinturas un poco precipitadamente, quizá antes de tiempo. Es por eso que, paradójicamente para alguien que se dice a favor de las definiciones, les dejo los contornos difusos. Sin detalles. Borrosos. Como entornando los ojos. En fin, hasta que me serene al menos, seguiré con pinturas rápidas. Esta en particular, tomó dos horas.

17 comentarios:

La spectatrice dijo...

Si en dos horas podés pintar así...

ND dijo...

licenciadooo!!!
como siempre.. que decir ante la envidia que los que nos creemos dignos de agarrar un lapiz se encuentran con tus pinturas...

ari... es increible la mano que tenes... y en cuanto a tu "fantasma" de la impaciencia en contra del terminado... simplemente te puedo decir que sea el acabado que sea... me resulta increible lo que sale de tus manos...

Ariel dijo...

Gracias!
A ambos :)
Siempre están ahí, animando, y eso se agradece en serio!

Lindy Hopper from Hell dijo...

Ayyyy... él... qué rápido que pinta... :-p
I like it.

Me veo tentada a retomar algunas palabras de ND, pero mejor no.
Hoy estoy chistín.
Perdón.
Esto es un blog sobre arte.

Laura dijo...

EL fantasma figurativo surge de entre las tinieblas creando a su paso espacio.

Siempre aprendo algo cuando veo tu concepto de espacio negativo; este por ejemplo habla mucha de la incomunicacion entre el blanco y el negro y pudiera interpretarse como la irreconciliable segregacion de las razas. Por que el negro siempre " holding" y el blanco en el papel "estelar"?

Para cuando una pureza y belleza negra???

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ariel dijo...

Mmmm, creo que es por que solo el negro es negro (o el blanco es blanco) cuando estan juntos y adyacentes. Si uno de los dos falta... ya lo sabes. Y si estan encima, es gris, jajaaj. :)

Anónimo dijo...

Quelqu'un m'a dit

Andrés dijo...

EXCELENTE esta pintura, Ari. Me encanta. Sabés que cuando no me gusta mucho algo de lo que hacés se nota :-P

oliver dijo...

Es bella. Es bello todo lo que la rodea, cómo la rodea. Sencillamente no puede ser, es un sueño. Un sueño poder pintarla.

auro(Ma) dijo...

Por si hubiera creado confusión, que no quería, de verdad, no esta vez: la serie estaría formada por esta mujer y el viejo con su mujer (la de su cuadro), y alguna otra pintura próxima que, apropiándome de ideas de anibal, uno ya esta esperando como siguiente dosis.

lucia dijo...

es una muy bella pintura, me encanta como la luz la llena de calma a la chica...y en cambio de lo que comentan arriba el espacio negro no me parece ausente sino que me resulta posibilidad, de aquello en lo que se sumerge la chica.
Ari me alegra que hayas podido dejar desvanecer los limites....la luz no tiene limites sino recorridos distintos....es tan real lo que refleja el color-la luz, que lo que no refleja-lo negro- Habria que ver que esos limites sean borrosos por decision propia..y no por tiempo....ya que una obra se sumerge en la eternidad..que apuro hay en terminarla, no?
lu.

Ariel dijo...

Gracias.
Fue por decisión propia. Queria dejarle los límites así. Difusos.
Quisiera que los posibles no se hayan agotado.

Andy Litvac dijo...

Lo esencial es perceptible a los ojos! Si, este dibujo es mi preferido. La composición entre el blanco, los espacios, los contrastes y la postura de la mujer determinan mi elección! Aplauso para el profe…

wonder woman dijo...

mmm, impaciencia geminiana. Cuando pasa eso, nada mejor que dejarlo respirar, no?
(yo me obligo y me ato las manos para no seguir!!! te lo recomiendo)

Ana Claudia Tauscheck dijo...

Que maravillosa exposición de color, de vida, de energía.
Me encantaron tus pinturas me veras a menudo por aqui, disfruté muchísimo con tus pinturas.
Un besito.

Ariel dijo...

Ana! Muchas gracias por tus palabras, y por tomarte el tiempo de hacerlas llegar

Me alegra que te hayan gustado!

:)