11 febrero 2007

Intermezzo

Cada vez con más frecuencia me asalta la misma duda. ¿Tengo que seguir, tengo que darle un acabado más "realista", o prefiero ese toque donde se perciben las pinceladas? Aún no lo tengo resuelto. Como con tantas otras cosas, me pasa que le encuentro belleza a ambas. En fin, presento aquí una versión "tosca", a la que con seguridad le seguirá una versión "refinada".




No pude resistir ni siquiera a otro post...

15 comentarios:

La spectatrice dijo...

A mí me gustan ambas cosas. Me gusta cuando se notan las pinceladas porque tengo la ilusión de ponerme en contacto con el momento preciso de creación. Me gustan las pinturas "realistas" porque siempre me impresiona la "capacidad fotográfica" del pintor/dibujante en cuestión.

PD. Me alegra mucho que estés actualizando el blog tan a menudo, Ariel. Seguro que no soy la única. ;)

Ariel dijo...

Me alegra que te alegre! ;)
Creo que Andres y vos fueron los que mas insitieron para que actualizara el blog con mas asiduidad. :)
Respecto a lo que decís, me pasa algo parecido; la "pincelada" me remite a un gesto expresivo, a una fuerza o vigor puramente expresivo. Ahora, a veces temo que la técnica, el realismo, venga como a pulir (esto es, quitarle las aristas expresivas) aquello que no necesitaba ser pulido.
Es decir -a ver si puedo explicarlo mejor: Temo que la refinación técnica quite fuerza a la pintura.

Sabrina dijo...

Esta es la última producción Wacom?

Me gusta la expresión de su cara porque admite muchas interpretaciones.

Ariel dijo...

La verdad no sabría decir expresión de qué tiene... como te comentaba, un retrato de mi hermano, que para la ocasión ponía caras dramáticas, como corresponde

Martín Lebuchorskyj dijo...

¿Será que tiene expresión de ser tu hermano?
Viste que hay gente que pone expresión de estar en relación con una determinada persona, como por ejemplo "¡Uh, ese tiene cara de estar saliendo con mengana!" o "Tiene cara de que hoy lo visitó la madre". Es más, imagino que yo debo poner esa cara cuando viene mi vieja de visita.
Chiste, chiste, para no perder la costumbre.

Realmente el rostro me parece especialmente expresivo (tengo que concretar la idea de ir a ver una obra de este personaje). En cuanto a los detalles, personalmente me gustan ambos extremos. También opino que en las pinceladas se nota más la expresión del pintor; pero en la pintura más realista quizás no desaparece sino que se vuelve más sutil. Quizás en el hiperrealismo (no sé si de dice así) es que se llega al límite del desvanecimiento de esa expresión.
De cualquier manera, no soy ningún entendido en esto. Vi luz y subí.

Ariel dijo...

AJajajaJAjajaAJAjAjajaj, seguramente la relación con alguien se expresa en el rostro!
Coincido con lo último: en el hiperrealismo, termino de desaparecer, por eso no me gusta :)

Anónimo dijo...

Una genialidad. La tecnología puesta al servicio de un gran dibujante. Sin la mano, es imposible hacer algo asi. Todo merito Gulluni.
Felicitaciones!

Parker dijo...

¿Por qué el artista debería obligarse a optar por un camino u otro en cualquier aspecto? Quiero decir: Hoy "te pinta" que se noten los trazos, mañana no, en este proyecto sí, en ese no... La extendida prédica sobre el estilo personal puede atentar contra la libertad creativa. A la larga, por supuesto, todo artista termina teniendo un estilo, lo quiera o no. Pero no creo que tenga por qué buscarlo concientemente si eso se convierte en una preocupación o límite expresivo. En todo caso, que decida tu mano y no tu cerebro :)

Ariel dijo...

Sabes que? tenes razon. Creo que a veces se da una tendencia a la "lucha ideológica" en el arte: es decir, definición y distribución de campos, en donde según la elección de técnicas se estaría de un lado o de otro... por supuesto, como toda ideología, habría un grupo de artistas que serían semilla de revolución y que están destinados a imponer su ténica a la fuerza a los otros... bueno, se entendió la metafora. Pero es verdad, creo que la elección no debe ser pensada, ni sobre todo "decidida".

Martín Lebuchorskyj dijo...

Un grupo de Conservadores, del ala "Pintados al oleo", tras organizar una quema pública de Wacoms, fue sorprendido por miembros del partido "Pixel o muerte" (rivales desde la célebre matanza de Aeroparque, en el 78, en la que se enfrentaron por diferencias ideológicas sobre el muñeco "Mundialito").
A la ola de disturbios se sumó la agrupación "El absurdo", que al grito de "Neustadt es de quebracho",
avanzó sobre la fogata y realizó una suelta de palomas, que luego comieron, algunos bien cocidas y otros a punto.

Anónimo dijo...

...hace timpo que veo tu obra... quiero verte a ti no a través de lo que creas, me gustaría ver como son los ojos que ven el mundo de ésta manera...

(volveré a entrar en unos dias...
dedícamelo, llámame De Varó)

Julia dijo...

sabía que era Anibal. recordaba su mirada.

wonder woman dijo...

Uf, sos tremendo..Te gana el oficio antes que el artista desenfrenado?? (va con ironía, obbbvio)

Ariel. dijo...

Estoy en tratamiento!
La idea es dejar salir al artista desenfrenado, pero es un proceso, por ahora parece que sale filtrado por lo tecnico el muchacho. Pero cada tanto tiene sus erupciones libres que le van gustando cada vez mas.
(esto de hablar en tercera persona de mi me preocupa ligeramente...)

wonder woman dijo...

Vaya al analista!!