02 enero 2006


Julio Cortazar, tinta china sobre papel. El plumín sobre el papel, eso si que está bueno. Tiene un ruidito indefinible muy agradable. Quien dijo que uno no encuentra placer en esas boludeces aledañas al dibujo, verdad?












Otro retrato, pero esta vez en acrílico. Parece Neustad, pero es Saramago.

5 comentarios:

Hermana Lumière dijo...

Genial, la idea de hacer un blog con tan buenos laburos. Mucha suerte en el proyecto. ;)

Andrés dijo...

Ari, en tu testamento figura que me dejás el dibujo de Praga, ¿no?

Aberel dijo...

Primate, viste como se resaltan las ilustraciones en la pantalla?

Andrés, no seas necrófilico, para que esperar a que se muera Ari? podemos robarle sus trabajos en vida.

Ariel dijo...

JAJAJAJAJJAAJ

Resaltan? que quiere decir eso?
tipo con marcador amarillo?
ahaaaa, quieren aprovechar que estoy en mexico para robarme mi obra!!!

bart dijo...

Great art!!